Ravel - Debussy

[ h o m e ] [ d a t a ]

 

En 1902 el editor Demets publica “Jeux d´eau”. A partir de esta obra nace una nueva técnica de piano. Al contrario de como normalmente se supone, Debussy influencia a Ravel, en este caso es Debussy el que adaptando su genio, saca partido de los descubrimientos hechos por Ravel. Las “Estampes”, escritas en 1903 son un ejemplo. Solo comparándolas con la suite “Pour le piano”, de 1901 es evidente que aunque muy lograda, la escritura es ciertamente convencional y en todo caso prueba la diferencia con “Estampes” que claramente recibe la influencia de “Jeux d´eau”.
En “Pagodes”, la primera de “Estampes”, el tema se presenta en octavas en la mano izquierda, con un dibujo ligero en la derecha, mientras que el pedal pisado crea una atmósfera armónica increíble ahogando todas las notas, que de todas formas no se confunden a causa del registro en donde están escritas:


La técnica necesaria para destacar delicadamente el tema en octavas, es decir: (presionar ligeramente las teclas con un movimiento pronunciado del antebrazo de abajo a arriba, la muñeca muy blanda, haciendo que la mano abandone el teclado, como un arpista agarrando una cuerda), es similar y se desprende del siguiente pasaje de “Jeux d´eau”:

Por otro lado, el siguiente glissando, que termina en un asombroso la grave, también en “Jeux d´eau”:

Provoca un efecto muy similar al de “Jardins sous la pluie”: